viernes, 15 de enero de 2016

CUANDO LOS LOBOS SE VISTEN DE CORDEROS



Nota del editor de este Blog
       Beniezu
       De nuevo traigo a estas páginas el tema de "Amnistía Internacional" como ejemplo de ONG de doble bandera  que utiliza su presunto humanitarismo para hacer el juego a sus patrocinadores económicos y  políticos occidentales los USA  la UE y la OTAN en sus planes de dominar territorios por la fuerza "humanitaria" de las armas el terrorismo y el caos. En este caso AI se dedica con autentica desfachatez al socaire de sus patrocinadores, de acusar a Rusia de estar bombardeando a civiles, sin la mas mínima prueba solo con la finalidad de incordiar la eficiente labor que Rusia lleva en su lucha contra el terrorismo islámico, para crear padrones de opinión desfavorables a esta efectiva ofensiva contra el terrorismo, cosa que parece que a Occidente le incomoda bastante pues desbarata sus planes de derrotar a  Gobierno legitimo de Siria y hacerse con aquellos territorios  

   El articulo esta tomado del Blog ¿Es posible la paz? Publicado por  Mikel Itulain.  http://miguel-esposiblelapaz.blogspot.com.br/2015/12/la-propaganda-de-amnistia-internacional.html

  Mikel Itulain

La propaganda de Amnistía Internacional contra quienes combaten el terrorismo en Siria


El analista Tony Cartalucci explicaba de forma clara la preocupación que tenía y tiene el poder económico estadounidense sobre la intervención rusa en Siria, con la aprobación del Gobierno  legítimo de Siria. Tal preocupación viene dada porque el Ejército ruso, junto al sirio, iba a combatir de forma decidida y definitiva a los terroristas que han estado asolando y asolan Siria: Al Nusra (Al Qaeda en Siria), el Estado Islámico (derivado de Al Qaeda) o remanentes de otras organizaciones terroristas, que comparten dirigentes, militantes, objetivos y métodos con las anteriores, como el eufemísticamente apodado Ejército Sirio Libre, ni sirio ni libre. Estos terroristas son los mercenarios con los que los magnates anglosajones pretendían desestabilizar Oriente Medio, destruyendo el Estado de Siria y también el de Egipto, Líbano e Irán; de similar manera se evitaría la reconstrucción de Irak. Con el propósito final del control de Oriente Medio y de establecer aquí las bases terroristas de donde lanzar una guerra de desgaste mercenaria contra los grandes rivales del poder occidental anglosajón, Rusia y China. Rusia rompía por este motivo estos planes, para evitar un mal mucho mayor en el futuro, de ahí que este país haya sido el centro de un ataque multifrontal: ataque militar contra sus aviones y soldados, como el derribo del caza ruso por el lacayo local Turquía (de la OTAN) y el asesinato de su piloto y de un marín también ruso; ataque terrorista contra el avión de pasajeros, de nacionalidad rusa, en Egipto; y ataque económico, político y mediático. En este último papel tenemos a los medios de comunicación y junto a ellos esas organizaciones que utilizan los derechos humanos con fines políticos y económicos, que con los primeros forman un dúo tan fraudulento como peligroso. Ya advertía yo en este artículo:  Aviones rusos atacan en Siria y EE.UU. actúa en Afganistán, que los medios de comunicación trataban de acusar a Rusia de atacar objetivos civiles con el fin de desprestigiar su intervención y poner a la opinión pública occidental en contra, para precisamente parar la derrota de los mercenarios al servicio del poder económico de occidente. Y que las organizaciones "humanitarias" vendrían también en este socorro propagandístico.
Por cierto, ya pueden ver las acusaciones de los medios corporativos occidentales de supuestas víctimas civiles o los ficticios opositores moderados en el ataque contra los mercenarios islamistas por parte del Ejército sirio con la ayuda rusa. También verán a las organizaciones "humanitarias" haciendo este papel. Todos tratando de parar la destrucción de los batallones de mercenarios que actúan al servicio del poder económico occidental.
 
Amnistia internacional , no es lo que pregona

Y así ha sido, en una masiva campaña de propaganda Amnistía Internacional emite uno de sus típicos informes: carente de todo rigor y evidencia, muy virulento y acusatorio hacia los rivales económicos y políticos de quienes promocionan a la organización "humanitaria" y en el momento oportuno ante el intento desesperado de frenar los éxitos militares contra Al Qaeda y derivados en Siria; es desesperado porque si se corta el flujo logístico desde Turquía, la derrota de los mercenarios es inminente y por tanto Siria no podrá ser destruida y dividida. Por supuesto, esta campaña masiva de propaganda ha contado con el papel de los medios de comunicación. Ambos al servicio de sus poderosos patronos, no del periodismo y, claro, tampoco de los derechos humanos; y menos de la paz y respeto hacia las personas y entre las personas.
En el informe de Amnistía Internacional titulado 'Civilian objects were not damaged' : Russia's statements on its attacks in Syria unmasked, se habla de que lo han investigado de forma indirecta, con información aportada por "activistas" (¿personas a sueldo para difundir propaganda? ), de indicios de presuntos ataques, con cifras de presuntos muertos civiles (200) no basadas, como todo lo demás, en ninguna evidencia, en ninguna prueba. 2, 3
De este modo y con semejante nivel de "información" se lo han dejado fácil a la Administración rusa para desmontar tal cúmulo de difamaciones basadas en nada factual.
 Hemos conocido el informe: no se ha publicado nada en concreto ni nada nuevo. Son los mismos lugares comunes e información falsa que en varias ocasiones hemos desenmascarado. 4
Indicaba el portavoz del Ministerio de Defensa ruso Ígor Konashénkov. Suposiciones sin ninguna prueba; afirmaciones de algo que no pueden conocer, la presencia o no de mercenarios islamistas ("rebeldes", "grupos opositores"); el socorrido uso de que se han utilizado bombas de racimo, cuando Rusia desmiente que las utilice, además de que esto se podría demostrar si fuese cierto y no se hace. Podemos recordar aquí las mentiras de las armas químicas y de las bombas de barril en Siria. Cómo no, tampoco falta el archiusado recurso de la propaganda de guerra utilizando el ataque, real o inventado, a civiles en el mercado o la panadería. ¿Se acuerdan de las masacres del mercado y de la panadería en Sarajevo? Y en Siria también. Aquí lo tienen:



Además, Rusia puso el dedo en la llaga, mostrando la hipocresía y deshonestidad de Amnistía Internacional. No solo falsifican, con consecuencias nada buenas para los propios sirios, porque esta falsificación podía haber supuesto el no continuar luchando contra esos desalmados que tanto daño han hecho y hacen a la gente de Siria, sino que sale a la luz su comportamiento opuesto cuando se trata de aliados o amigos del poder anglosajón, aunque estos sí sean tantas veces realmente criminales que se deberían condenar y perseguir.
Tenemos preguntas para Amnistía Internacional: ¿por qué esta organización guardó silencio y no quiso ver las pruebas materiales, irrebatibles y reales del uso de bombas de racimo por las Fuerzas Armadas de Ucrania contra las ciudades en el este de ese país?
"Es extraño que Amnistía Internacional no haya prestado atención a los crímenes de guerra perpetrados en Siria ni a sus autores antes de que la división aérea rusa llegara al país. El contenido selectivo de los informes de la organización Amnistía Internacional es notorio. No hemos visto hasta el momento informes detallados sobre las actividades de la coalición liderada por los saudíes en Yemen ni sobre los grupos terroristas que operan en Siria e Irak". 4
Como dice un conocido dicho: Quien tenga ojos para ver y oídos para oír, que oiga y vea.
Junto a todo esto que hemos comentado, tenemos que esta organización acusa de crímenes de guerra a Rusia. Y esta es otra de las artimañas y falsificaciones que utiliza Amnistía contra aquellos países u organizaciones no amigas de los dirigentes de Estados Unidos  (o Gran Bretaña). La vemos también, de forma más escandalosa si cabe, en el caso de Palestina  (acusada) e Israel (víctima): La falta de honestidad de Amnistía Internacional ante el conflicto en Palestina. En cambio, no acusará de tal delito a los amigos, como Israel, o al poder militar occidental, como la OTAN o el Ejército de los Estados Unidos. Para estos tiene un trato bien pero que bien distinto. Llama a la intervención militar de estos y cuando están cometiendo todo tipo de tropelías y barbaridades, como han hecho una y otra vez: Libia, Irak, Yugoslavia..., no hay una clara condena, por supuesto no una acusación de crímenes de guerra, a lo más una recomendación. Cuando la OTAN bombardeaba de forma inmisericorde y sin tener ningún escrúpulo lo que quedaba de Yugoslavia, destruyendo sus fábricas, granjas, hospitales, hoteles, medios de comunicación, puentes, aeropuertos, etc; que era denunciado por los propios militares de la OTAN, por ejemplo el capitán Martín de la Hoz:
Están destruyendo el país, bombardeándolo con nuevas armas, gases nerviosos tóxicos, minas de superficie lanzadas con paracaídas, bombas con uranio, napalm negro, productos químicos para esterilizar, productos para envenenar los cultivos y armas de las cuales incluso nosotros todavía no sabemos nada. Los norteamericanos están cometiendo allí una de las mayores barbaridades que pueden ser cometidas contra la humanidad. 5
Entonces no hubo las justificadas denuncias por parte de Amnistía Internacional, bien al contrario 
En relación con el ataque del 7 de mayo —que aparentemente estaba dirigido al aeropuerto de Niš, pero que alcanzó el mercado del centro de la ciudad y un hospital civil cercano y, según informes, causó la muerte de 15 personas—, amnistía internacional siente preocupación ante la posibilidad de que la planificación del ataque por la Otan no haya tenido lo suficientemente en cuenta la proximidad de civiles.
...el número de bajas mortales civiles se podría haber reducido significativamente si las fuerzas de la Otan hubieran cumplido estrictamente las normas del derecho de los conflictos armados durante la operación fuerza aliada. 6
George Kenney, un antiguo oficial del Departamento de Estado de EE.UU., decía lo siguiente de forma clara, poniendo en evidencia el modo de actuar de Amnistía:
Dejando caer bombas de racimo en áreas urbanas muy pobladas no causa bajas accidentales, es un bombardeo de terror a propósito. 5
La siguiente afirmación sobre Amnistía Internacional u otras organizaciones similares, por ejemplo Human Rights Watch, puede parecer excesiva al profano en estos temas, sin embargo es certera. Es más, el daño que están haciendo no solo a los derechos humanos, sino a lo que realmente en el fondo importa: a la convivencia en paz y armonía,  y el respeto a las personas es enorme.
Amnistía Internacional es una organización de propaganda de guerra para el imperialismo. De hecho, la mayoría de las organizaciones de derechos humanos más publicitadas en occidente funcionan como agencias de adoctrinamiento ideológico para el neocolonialismo y el imperialismo. A este respecto, han reemplazado a los misioneros cristianos del siglo XIX, que proveían la justificación para el sometimiento colonial bajo el pretexto de extender la "Civilización cristiana". 7
Notas:
1. Tony Cartalucci. US Complains as Russia Bombs its Terrorists.  Land Destroyer. Land Destroyer. 1.10.2015.
2. Siria: La vergonzosa actitud de Rusia al no reconocer los homicidios civiles. Amnistía Internacional. 23.12.2015.
3. Syria conflict: Russian air  strikes 'killed 200 civilians'. BBC. 23.12.2015.
4. Rusia responde a las acusaciones de Amnistía Internacional: 10 declaraciones que lo explican todo. RT. 23.12.2015.
5. Michael ParentiTo Kill a Nation. The attack on Yugoslavia. Verso. 2002. 
6. Jesús Legasa. Amnistía Internacional: la jauría humanitaria de occidente. Parte II.Kaos en la red. 20.4.2011. 
7. Geraóid Ó Cólmain. Amnesty Internatinal, War Propaganda, and Human Rights Terrorism. Wrong Kind of Green. 9.8.2013.