miércoles, 4 de octubre de 2017

¿ A QUIEN REPRESENTA LA CONSTITUCION NEO FRANQUISTA DEL 78 ?




 Por
 Beniezu
     ¿Por qué las Constituciones y si van acompañadas de procesos constituyentes, dan mucho miedo a la burguesía? Y sobre todo a los artífices del Estado neo franquista español
      La Constitución debe serla regla básica que fundamenta y ampara el sistema jurídico de un país así como el funcionamiento de sus instituciones y poderes de un Estado. Y estamos hablando de aquellas constituciones que han sido implementadas en parámetros democráticos de participación de sus ponentes, cosa que la Constitución Española no entra en absoluto en esos parámetros.
      Se suele decir que es la ley de leyes. Las constituciones establecen los marcos jurídicos pero a su vez éstos implican una redefinición del Estado y de la fuente de la soberanía. Y que diremos de un Estado donde conviven varias nacionalidades que reclaman soberanía? Tal es el caso del Estado español.
      Cuando son el resultado de procesos constituyentes suponen la incorporación de los ciudadanos a la discusión, elaboración y ratificación de la constitución, caso que se dio en Venezuela en 1999 primero y en 2007 después, cosa que nunca se dio en el Estado español. Franco destruyo la democracia en los territorios del estado lo que supuso arrebatar a los ciudadanos sus facultades de participar en todo tipo de acción política, y a su muerte no se dio un vacío de poder que daría pie a la apertura de un proceso constituyente, el poder continuaría en manos de sus  herederos que no les intereso abrir ese proceso pues supondría la  pérdida de todos sus privilegios adquiridos con el franquismo. Lo que hicieron es un amago de  Constitución escrita por ellos mismo sin la más mínima vergüenza y sin ningún  proceso constituyente,  a su estilo y conveniencia para que todos sus intereses, político económicos, quedasen, en palabras de Franco, “atados y bien atados” 
          

           Franco no está muerto aun, a sus herederos les interesa vivo



       Estamos hablando de procesos en los que hay una ratificación popular del contrato social en la que los ciudadanos establecen y aprueban los instrumentos concretos para el ejercicio del poder del Estado y sus instituciones. Es algo así como si los ciudadanos participaran en la elaboración de los instrumentos que puede utilizar el Estado para gobernar y al mismo tiempo dijeran qué herramientas no pueden ser utilizadas. Y en el neo franquismo implantado con su peculiar “Constitución” a los ciudadanos no les preguntaron NADA sobre quienes deberían escribirla, como deberían escribirla y que clase social o casta política debería ser favorecida. NADA de eso hicieron, solamente cuando ya estaba escrita por los neo franquistas  y según sus intereses, preguntaron al pueblo su aprobación  con un sí o un no, sin explicar que consecuencias tendría ese no. Fue como preguntarle a un hambriento de libertad si la quiere o no la quiere, pues tal era el grado de hartazgo del pueblo hacia la dictadura franquista que se contentaría con cualquier cosa que se llamase “democracia” Pues el grado de cultura política  de un pueblo castigado durante cuarenta años a un apoliticismo obligado, un  simple “mendrugo les parecería un pan delicioso”

          Las constituciones otorgan poder al estado, y este estado será  democrático cuando en la elaboración de la constitución han participado representantes de las clases populares, a través del necesario proceso constituyente, con ello se limita e impide que el ejercicio de ese poder no sea acumulado en una sola y definida casta.
      Cosa que podemos decir que NO se dio es el caso de la Constitución española pues esta Constitución fue escrita e implementada por la casta neo franquista y sus amigos contratados para que el beneficiado principal fueran ellos mismos en primera estancia.   
        Las clases populares, siendo la fuente de poder en el proceso Venezolano, se convirtieron también en 1999 en fuente de derecho pues no se limitaron solo a votar una constitución previamente elaborada por juristas o comisionados no electos, sino que participaron activamente en la elección de los encargados de elaborar el articulado de la Constitución y también en discutir y debatir sobre las propuestas que éstos realizaban. En el Estado español los que escribieron su “Constitución” fueron siete personajes elegidos por los propios franquistas, y claro esta su constitución no podría ser otra cosa que una Constitución neo franquista.

                                 Estos sí que están vivitos y coleando


    
     Es curioso como recientemente en Venezuela, el Gobierno de Maduro convoco una proceso constituyente con el fin de desbloquear y afianzar el poder popular para enfrenar la barbarie de la oposición , cosa que fue lograda con todos los requisitos democráticos habidos y por haber . La oposición que acusaba sin ningún fundamente de dictadura al Chavismo tuvo que callarse espectacularmente por los resultados conseguidos. Y Llama también la actitud de los países que se mueven a los hilos de marioneta  de los EEUU, entre ellos el Estado español, llamando de dictadura al proceso bolivariano, incluso al proceso constituyente abierto tras los actos de terrorismo de la oposición.
      Lo absurdo y desesperado de sus recurso dialecticos cuando la burguesía y el Gobierno de este Régimen neo franquista, denominan de “dictadura” al hecho de que la población venezolana pueda controlar, a través de los procesos constituyentes, la elaboración de su propia Constitución, y parece que debe ser democrático, tal como lo hacen los Franquistas, ellos solitos, sin la mas mínima participación del Pueblo escribiendo tal y como les interesa su  constitución.
          Esta burda actitud solo es entendible por el grado de ignorancia política de la gran mayoría de la  población española, que no distingue un proceso constituyente,  pues parece que por aquí nunca se dio, de una constitución a secas. En el primer caso el proceso constituyente favorece al pueblo porque este también participa en su elaboración, son sus distintos sectores de la sociedad, quienes escriben y controlan la constitución, y se distingue del “método” empleado por los neo franquistas, que, este sí que fue antidemocrático, pues ellos solitos escribieron la Constitución neo franquista, sin la mas mínima participación de la oposición ni del pueblo.  
         Los artífices del transvase del Franquismo al neo franquismo




     Cada Constitución, dice el constitucionalista Roberto Gargarella, trata de responder a uno o varios problemas, o lo que es igual, trata de remediar algún mal; nos dice: “las Constituciones nacen habitualmente en momentos de crisis, con el objeto de resolver algún drama político-social fundamental”  Tras la muerte de Franco indudablemente se dio una crisis , pero no un vacío de poder , que hubiese permitido a las fuerzas policías en la clandestinidad movilizarse en pro de un proceso constituyente, pero no hubo ningún vacío de poder , el poder seguía en manos de los Franquistas sin Franco  y seguían reprimiendo sin contemplaciones a sus oponentes que pedían democracia . Fue ciertamente una crisis y la solucionaron en función de sus intereses  sin permitir a nadie más participar en la elaboración del texto constitucional, y montaron una farsa de “´proceso constituyente” donde solo ellos y sus amigos contratados tuvieron voz y voto para elaborar una  peculiar “Constitución “a su propia medida e interés. 
 
         Y aquí, aquellos legalistas deberían preguntarse   ¿Las leyes que salen de esa Constitución, serán democráticas y de derecho o meras ordenanzas  salidas  de una camarilla  neo franquista sin la mas mínima  naturaleza democrática?  ¿Porque en una Constitución escrita con engaños y de forma autoritaria, sin legitimidad democrática, las leyes que son elaboradas bajo su sombra pueden tener legitimidad?