domingo, 15 de noviembre de 2015

París y la espiral de odio de laboratorio





 Nota del editor de este Bolg
 Por Beniezu


YHome Este artículo publicado por el Blog vasco, “Borroka garaia da!” es una certera reflexión de los complejos entresijos del atentado de Paris , alertándonos de que no debemos dejar arroyarnos  por la "onda expansiva" de las explosiones y su eco mediático en este caso repleto de ondas sensibleras  y humanitarias ,  multiplicadas interesadamente por los artífices de los esquemas de  las nuevas técnicas de la " guerra de cuarta generación" dentro de las estrategias de la "guerra contra el terror" que el imperialismo occidental  lleva ya un tiempo implementando en el mundo controlado por ellos. El atentado ha sido horrible e inhumano de consecuencias desgarrantés, algo que ha sido pretendida mente buscado, qué duda cabe, por sus autores materiales y estratégicos. Cuanto mayor impacto humano más efectivo será  su finalidad de manipular las conciencias en la dirección  interesada, porque de eso se trata no existe nada banal todo está perfectamente planificado, los hechos y sus consecuencias empáticas.


Este articulo es una llamada de alerta ante los hechos , que no son tan simple y limitados a un "simple terrorismo demencial" Estos  hechos son la consecuencia  de una gestación y una  casuística  tremendamente compleja que desborda el maniqueo interesado de los buenos y los malos. Y aquí, en este tema del " yihadismo”, la comprensión de la casuística  para definir a los que financian  y utilizan a los  Yihadistas, a los propios  Yihadistas  y a su presunta  disculpa en la que se apoyan, parece que  suelen coincidir  porque suelen tener  el mismo denominador común en la mayoría de los casos. Es decir  la mano que financia y entrena al terrorista y el presunto objetivo ha quien va dirigido, la maldad de occidente, son la misma  mano. Mano que se cuida muy bien de esconderla  y bien lejos. Mano que busca un victimismo desgarrante para justificar en su nombre  las peores aberraciones, que serán ocultadas y vestidas de “humanitarias medidas antiterroristas” hechas en el nombre  de una población traumatizada que pide justicia y que mirara para otro lado. Esto que parece una locura es exactamente lo que hicieron en Libia y lo están haciendo ahora en Siria. Donde la población ha sido manipulada mediáticamente pues han empleado la indignación y el dolor mediático en su nombre  para hacer barbaridades infinitamente superiores a cualquier acto terrorista


Autor: Borroka garaia da!
Fuente :https://borrokagaraia.wordpress.com/2015/11/15/paris-y-la-espiral-de-odio-de-laboratorio/

Para la sociedad de occidente, oriente medio queda muy lejos. Sin embargo, históricamente no es ese el caso para los dignatarios occidentales y sus jefes de Estado o imperio.
Por poner solo algunos ejemplos, Gran Bretaña invadió y tomo el control de Afganistan mucho antes de que la maquinaría propagandística nos sacara a Rambo en el cine, en dos ocasiones 1839 -1842 y 1879 -1919. En Bahrain lo hizo en 1880–1961, 1961–1971. El mandato de ocupación británica de Mesopotamia se dio entre 1920–1932, ya en el 2003–2004 tras el conflicto en Irak también mantuvo una ocupación parcial. En Baluchistan entre 1877 y 1947. En Palestina la ocupación británica duró desde1920 a 1948. En Siria de 1941 a 1946. En Transjordania, hoy conocida como Jordania la ocupación del mandato británico se inició en 1920 hasta 1928 pese a que el control militar y de las finanzas se extendería más. Los Estados de la Tregua que se refieren a lo actuales territorios de los Emiratos Árabes Unidos también fue una colonia británica.







El 16 de mayo de 1916, surgiría un acuerdo secreto (hoy ya no) entre Gran Bretaña y Francia para repartirse Oriente medio con escuadra y cartabón. Durante los dos años que siguieron al final de la primera guerra mundial y debido a esos acuerdos (Acuerdos Sykes-Picot), los británicos ocuparon la provincia otomana de Mesopotamia que finalmente se transformaría en un Mandato británico —en el actual Irak, la región palestina y la actual Jordania y franceses terminarían controlando los actuales territorios de Siria y Líbano.
Obviamente, todo esto ocurrió mucho antes de que cualquier descerebrado descargara cargadores de fusiles de asalto en Europa matando a gente inocente y después se inmolara pensando en un supuesto paraíso lleno de riquezas, manjares y prostitutas vírgenes al cual según cree accede de la misma manera que cualquier sectario religioso es capaz de quitarse la vida en suicidios colectivos para encontrarse con su dios. Dioses que tienen cuenta bancaria.
Las consecuencias de esa implementación de dominación imperial occidental en Oriente medio(especialmente europea en primera instancia a manos de Gran Bretaña y Francia) han sido, y no ninguna otra cosa, la máxima responsable de asentar el terreno de conflictividad y problemas de territorialidad hasta hoy vigentes en ese escenario.
La guerra occidental contra Irak en realidad no inició nada. Sino que fue el seguimiento de la segunda oleada de imperialismo de nuevo tipo, ya con EEUU a la cabeza, que ha llevado a destripar diferentes pueblos que previamente habían estado bajo mandato occidental de los mismos que atacan ahora con los mismos intereses de siempre. Económicos y geo-estratégicos. No existía ningún tipo de “terrorismo internacional islamista” ni tampoco armas de destrucción masiva en el inicio de la ocupación imperialista colonial ni en su seguimiento. La novedad en la región se llama Israel que es el que amablemente sustituyó la ocupación británica de Palestina con el apoyo de sus antiguos colonizadores.
A la hora de tener control de esta situación conflictiva y de acuerdo con los intereses económicos de la oligarquía europea y estadounidense se potenció la guerra en Siria, se destrozó Libia e Irak, se ocupó Afganistan … en una estrategia premeditada de caos ordenado mediante guerras provocadas e incentivadas. Uno de los elementos en el terreno de juego ha sido la creación, financiación, formación militar y entrenamiento de células armadas ya aliadas de occidente en la antigua guerra de Afganistan en el contexto político de la guerra fría dando paso después a un tipo concreto de mercenariado. Es de ahí y no de ninguna otra parte donde se debe ubicar el origen del fenómeno moderno del yihadismo actual con base ideológica de la oligarquía de países como Arabia Saudi. Un elemento usado con insistencia por occidente cuando la situación lo reclamaba y dependiendo de la confluencia de intereses del mercenariado vuelto contra lo que hizo posible su existencia y expansión.
¿A dónde va el petroleo de las zonas ocupadas por el estado islámico?. ¿De dónde vienen y a dónde van las armas que usa el estado islámico?. ¿Quién se beneficia del asedio militar del estado islámico en el Kurdistan?. Las respuestas a estas preguntas y a muchas más que se podrían hacer son estados que están condenando fuertemente la matanza de París. Incluido el estado francés. Y una aclaración previa a estas respuestas es tener constancia que la gran mayoría de víctimas del estado islámico son musulmanes.
Hay una vieja frase que dice así: Ni guerra entre pueblos ni paz entre clases. Hasta que el imperialismo no abandone definitivamente el tablero de la geo-estrategia internacional y mientras las clases burguesas no dejen de privilegiarse de esta situación no habrá justicia en este mundo que avanza por la espiral de un odio de laboratorio.
Mientras la clase política vasca reza por París, las guerras imperialistas no caen del cielo.Trident Juncture es el nombre que han dado a un entrenamiento masivo y simulación de guerra de la OTAN en la que participan 30 países imperialistas incluido el estado español. Estas maniobras militares, que no se realizaban de tan gran magnitud desde hace décadas, entre otros lugares se llevan a cabo en la misma Euskal Herria. En las Bardenas.
Así es, mientras que en Euskal Herria la indignación ante el drama de los refugiados se hace notar y la consternación por los muertos en París, en la propia Euskal Herria se preparan nuevas guerras imperialistas que generarán más refugiados en el futuro, y quién sabe qué más, y las empresas vascas de armamento no son ajenas a ello.La industria militar “vasca” emplea a unas 3.000 personas y vende armamento por millones de euros anuales. Un negocio en alza. Estas empresas armamentísticas ubicadas en Euskal Herria reciben ingentes subvenciones por parte de las administraciones públicas. Las instituciones vascas y empresas armamentísticas tienen una estrecha colaboración con el ejercito de Israel. No es ningún misterio aunque intenten que pase desapercibido.Por ejemplo SENER colabora con la empresa israelí de armamento Rafael; y ha diseñado los sensores que van en los aviones militares israelís que atacan a la población civil en Gaza; estos sensores sirven para localizar y focalizar el objetivo a bombardear.
Mientras que la burguesía europea al calor de los hechos despreciables acaecidos en París desde la hipocresía mas descarnada se intenta blindar con banderitas francesas y olvidos selectivos y toda su maquinaria propagandística actua políticamente en los beneficios que produce su imperialismo (ya que las consecuencias siempre las pagan de una u otra forma la clase trabajadora de aquí o de allá), la única opción para poder optar a una sociedad vasca digna es la inmediata expulsión de la OTAN de nuestro país, la desestructuración de la industria militar de la burguesía vasca, la salida del estado francés de la parte norte de nuestro país, el reconocimiento de la autodeterminación de todas las naciones del mundo como base única de entendimiento , la solidaridad de clase con todas las clases trabajadoras del mundo y el finiquito de los privilegios burgueses que en el fondo es el basurero y origen de todo conflicto.