sábado, 14 de noviembre de 2015

Ucrania: otra guerra híbrida mas


Nota del editor de este Blog

 Por Beniezu

Reproduzco este articulo del escritor Eduardo Luque Guerrero y publicado en el Blog de " Mundo obrero"  donde podemos descubrir las retorcidas argucias del imperialismo occidental por asentar su hegemonía mundial y controlarlo al máximo posible. No es nada nuevo en cuanto a sus intenciones pero si en sus formas cada vez mas sofisticadas .  

              EE.UU. pretende asegurarse la hegemonía mundial, lo que implica un cambio de gobierno en Moscú

publicado  10/04/2015 

EDUARDO LUQUE GUERRERO

       El concepto de “guerra híbrida” es antiguo; su origen se descubre en los textos de Sun Tzu el autor del “arte de la guerra”, manual que iluminó a estrategas tan dispares como Napoleón, Lenin o Mao Tse Tung. En esencia es un concepto que supera la guerra clásica pero también diferente de la guerra asimétrica, la denominada “guerra de guerrillas”. La guerra “híbrida” es un conjunto de acciones tanto militares, como comunicacionales, de propaganda, de presión económica o de presión política con el fin de derrotar al adversario y crear las condiciones para el cambio político al margen de los procesos institucionales.



              

                  La OTAN hizo suyo este concepto en la reunión de Cardif del 4-5 de septiembre del 2014 acusando a Rusia de ocupar Crimea. Se quiso olvidar que la “ocupación” fue apoyada por la población en todo momento; los ciudadanos llegaron a enfrentarse desarmados a las columnas de blindados enviados por Kiev y que fue seguida de unas elecciones que de forma abrumadora mostraron sus deseos de reintegrarse a Rusia. El primer y segundo “alto el fuego” firmados en Minsk son el resultado de la derrota militar de Kiev. Forman parte del proceso de cronificación de la tensión en Ucrania en torno a esta “guerra híbrida”. El pacto sólo es un preámbulo.Se produciráuna nueva agresión por parte de la OTAN y de Kiev.
 

              El oligarca y presidente de Ucrania Petró Poroshenko, ha vendido las riquezas de Ucrania a las compañías occidentales, desde la tierra a las prospecciones de gas de esquisto, ahora tiene, so pena de ser eliminado, que seguir azuzando la guerra civil. Su papel es el del bombero pirómano. La caza de brujas en el interior del gobierno de Poroschenko se ha iniciado. Ucrania va camino de convertirse en un estado fallido, por ello Occidente coloca más y más altos cargos no ucranianos en puestos claves del gobierno. Pretende en caso de implosión del país preservar las inversiones realizadas.
 

            Ucrania se encuentra al borde de la fallida económica. La guerra cuesta entre 8 y 10 millones de dólares diarios. Las reservas de divisas no superan los 6.000 millones de dólares. No puede pagar el gas que necesita para su industria y la población. El crédito otorgado por el FMI de 18.000 millones de dólares está condicionada a reocupar (militarmente se entiende) las repúblicas secesionistas. Así en un alarde de coherencia el FMI hace un préstamo para “reconstruir” un país con la condición de que previamente ha de ser devastado por la guerra civil. Cristina Lagarde es sin duda un arma de destrucción masiva.

          El actor principal en la crisis no es la UE, que ejerce un papel de comparsa, sino EEUU. La situación política en EEUU se asemeja cada vez más a la “nave de los necios”. La visita del presidente israelí Benjamín Netanyahu al Congreso de los EEUU el 3 de marzo, donde pronunció un discurso a pesar de la oposición de Obama, revela el escaso control que el presidente tiene sobre la política del país. La desorganización interna del ejecutivo está provocando la dimisión de piezas clave en la administración[1]. EEUU vive una situación de bloqueo y parálisis política muy preocupante. Las iniciativas políticas de Obama tendrán que ser acompañadas del veto presidencial. En esta tesitura, con desorganización interna, vaivenes continuos en política exterior y una retórica belicista, EEUU se vuelve cada vez más impredecible y peligrosa.

         El conflicto de Ucrania en palabras de Sergei Lavroz
[2] y Vladimir Putin[3] ha alcanzado el carácter de una guerra híbrida. La Casa Blanca, por su parte, pretende asegurar su hegemonía mundial; el objetivo implica un cambio de gobierno en Moscú. Obama necesita otro Yeltsin al frente del Kremlin. EEUU pretende arrastrar a Rusia a una nueva “guerra Fría” que le permita cambiar el gobierno desarticulando el país para apropiarse de sus riquezas naturales y asegurar el control sobre los recursos energéticos mundiales. El objetivo final es imponer condiciones a China muy dependiente de las importaciones energéticas.

            El núcleo central de la crisis es la necesidad de las potencias emergentes de desarrollar sus intercambios comerciales en monedas nacionales.
 [4] Uno de los máximos valedores de esta estrategia es Moscú que liderará los países BRIGS en 2015. Entre sus planes se pretende“convertir esta organización en un mecanismo de cooperación estratégica en la economía y la política mundial”[5]. Esto presupone la puesta en marcha del banco de los BRIGS este año, que estará plenamente operativo para el 2019. En paralelo se intentará crear una comisión parlamentaria con todos los países integrados a imitación del Consejo de Europa en un ámbito de trascendencia política al margen de las estructuras existentes.

Apuestan por la guerra

           Occidente y especialmente un sector del Congreso y del gobierno de Estados Unidos apuestan por la guerra; no se pretende la paz sino la humillación de Rusia. EEUU está tensando la situación hasta extremos impensables. El 26 de febrero el diario alemán Der Spiegel mostraba las imágenes de carros de combate de EEUU desfilando en la ciudad de Nerva en Estonia a escasos trescientos metros de la frontera rusa. Reino Unido enviará asesores militares a Ucrania al igual que el Pentágono, aunque éste añade que “sólo serán asesores médicos”. Mijaíl Gorbachov
[6] considera que EE.UU. y Rusia se encuentran en una nueva “guerra fría” que puede “calentarse” en cualquier momento. El expresidente soviético no descarta que EEUU “arriesgue” más y más hasta provocar un conflicto abierto; sólo en este sentido se puede entender la publicación de la Doctrina de Seguridad Nacional (National Security Strategy), de EEUU, donde se recoge la posibilidad de la intervención militar en cualquier lugar del mundo al margen de las instituciones internacionales.

           El propio ministro de Asuntos Exteriores ruso Sergei Lavroz ha definido la situación como una “guerra híbrida” donde no se trata, al menos de momento, de una intervención militar directa sino de dar las condiciones para que se produzca un golpe desde dentro. Este modelo de guerra ha funcionado por ejemplo en Ucrania, Libia o en Egipto mientras se prepara en Venezuela o Hungría. Al margen de la presión militar, se utilizan todos los medios para demonizar al adversario.
 [7]

             Nunca como ahora los medios de comunicación han sido tan escasamente críticos. La propaganda se ha convertido no en un
 “gobierno a la sombra” sino en el gobierno. La demonización de presidente Putin en los medios occidentales llega a extremos caricaturescos. La manipulación mediática va desde acusar a las milicias de derribar el avión indonesio sobre Ucrania gracias a los inexistentes misiles antiaéreos rusos, a presentar las fotos de la entrada de los tanques rusos en Georgia el 2008 como si hubiera sucedido en Ucrania el 2015. El hecho podría haber sido cómico si no hubiera servido al senador Jim Inhofe para presentar un proyecto de ley cuyo objetivo era "enviar armamento letal al gobierno de Ucrania para que se defienda de los rebeldes separatistas respaldados por Rusia en el este de Ucrania". Cuando se descubrió que las fotografías eran falsas el senador cayó en el más espantoso ridículo, lo cual no impidió que siguiera acusando a los tanques rusos de invadir Ucrania. El propio David Cameron ha clamado por activa y pasiva que 40000 “ruskis” estaban concentrados en la frontera rusa. Nunca se ha molestado en mostrar sus pruebas. Mientras el propio jefe del Estado Mayor Ucraniano Viktor Muzhenko, admitió que las tropas rusas no habían tomado parte en los combates de Donetsk y Lugansk. Es igual; estamos inmersos en una guerra de propaganda donde todo vale. 

     La implicación de la OTAN

        Son los inicios de una escalada de difícil y terrible pronóstico. Washington sabe que Kiev violará, cuando nuevamente se sienta fuerte, el alto el fuego. Necesitan tiempo para compensar las enormes pérdidas humanas y materiales. La OTAN está implicada directamente. Los milicianos de las autodefensas han demostrado que Kiev está usando armamento estándar de la OTAN (cañones autopropulsados, misiles antitanque javallin y fusiles de asalto AR 15 y M 16
[8]). 

        Una parte de este material está siendo revendido a terceros países. Parlamentarios iraquís denunciaron hace cuatro semanas cómo material de la OTAN era enviado por “error” a zonas controladas por el Ejército Islámico en Siria e Iraq.
 

           El ejército de Kiev carece de moral y cada vez más se está enfrentando a la propia población que debería darle apoyo. Las medidas del gobierno acentuarán la tensión social y no es desdeñable la guerra civil dentro de una guerra civil. La incompetencia y la corrupción del ejército ucraniano han conducido a que la planificación militar recaiga en generales no ucranianos. El máximo jefe de Estado Mayor actualmente es el general polaco Boguslaw pacek
[9]. Hoy, en el ejército de Kiev se hablan no menos de 30 lenguas, tantas como nacionalidades tienen los mercenarios que llenan sus filas.

      Múltiples voces se alzan a favor de la distensión entre EEUU y Rusia en el conflicto ucraniano o en el sirio, desde el rusófobo Brzezinski, hasta generales norteamericanos de amplio prestigio que pedían el 27 enero de 2015, mayor definición y clarificación de la política exterior de Washington. Esperemos que no les suceda lo mismo que a Casandra que dotada por el dios Apolo del don de la profecía fue condenada también a que nadie le hiciera caso.

            NOTAS:
   1. La última es la de Chuck Hage (dimisión forzada por el hecho de haber pedido aclaraciones por escrito sobre la posición política-militar de EEUU en el tema del ejército Islámico ya que el Pentágono está enviando armas a Al-qaida y a EI, mientras que por otro lado los bombardean, o al menos eso dicen).

   2. Ministro de asuntos exteriores de Rusia.

  3. Primer ministro de Rusia. Utilizó la expresión “guerra híbrida” en el club de debates Valdai el 24 de octubre de este año. El pensador Atilio Borón calificó este discurso como histórico de aquellos que marcan una época.

 4. Últimamente hemos visto acuerdos importantísimos entre Rusia-China, Rusia y la India, Rusia y Turquía, Rusia e Irán o Rusia y Egipto.

5. Según declaró Sergéi Narishkin a la sazón presidente de la Cámara Baja del Parlamento Ruso.

6. Estas declaraciones se realizaron a la agencia interfax en el mes de enero.

7. El 26 de febrero el Congreso de los EEUU a petición del vicepresidente Kerry, aprobó destinar en este ejercicio algo más de 700 millones de dólares a labores de “persuasión” política a través de los medios de prensa. Sus objetivos prioritarios son las emisiones de Russya Today y Ria Novosti en castellano y otros idiomas, pero que incluyen la compra de decenas o centenares de periodistas que transmitan un único mensaje: el que distribuya el Pentágono.

8. Según recogió el canal de televisión LIFE NEWS en 1 de febrero de 2015 la catedral de la ciudad de Gorlovka en poder de las milicias fue bombardeando utilizado cañones paladín de 155 mm de fabricación norteamericana que es la artillería autopropulsada estándar de los ejércitos de la OTAN. Los diarios alemanes confirmaban hace un mes que de las 570 Unidades de artillería autopropulsada que poseía el ejército alemán, en este momento los arsenales no quedaba ninguna. Según recoge la red Voltaire de fuente rusas en diciembre de 2014 los aeropuertos de Dnepropetrovsk, Zaporoya y Jarkov, estuvieron cerrados durante varios días mientras aviones de transporte del tipo C 130 Hércules y C-17 Globemaster de la OTAN aterrizaban en esas instalaciones y descargaron cañones autopropulsados con sus correspondientes dotaciones. Posteriormente otros testigos oculares revelaron la llegada de más material, especialmente lanzacohetes múltiples Teruel -3 fabricados en España y autorizados como es preceptivo por el gobierno del Partido Popular (PP).

9. Su cargo oficial es asesor de la OTAN para la reforma de educación militar de Ucrania y lo ocupa desde desde septiembre de 2014.


 Fuente : http://www.mundoobrero.es/aut/index.php?aut=88