jueves, 11 de diciembre de 2014

El apoliticismo como arma engañabobos

                                            (Debates sobre La Batalla de Ideas) II


                   Ahora que está de moda el  surgimiento de la formación “Podemos” como un milagroso talismán, especie de  barita mágica que va solucionar a los maltratados pueblos de la España plurinacional  sus problemas  causados por la banda de chupópteros compulsivos adheridos como lapas  al Poder del Estado , también llamados de  “Casta”, parece que está cundiendo  el optimismo  gracias a una supuesta y milagrosa “gracia transformadora “ que las manos  mediáticas  se empeñan , unas directa y otras indirectamente, en atribuir  a Podemos,  como poseedora de  virtudes o poderes sobrenaturales y benéficos para la solución de tanto despropósito. De tanto repetirle al españolito medio eso de  “que estamos en democracia” y de que “democráticamente  todo es posible”, (es decir, “sin violencia terrorista”) no pocos se lo han creído.  Aunque, no les preguntes eso de - ¿Sabrías definirme que cosa es la democracia? -Porque les pondrías en un aprieto, a lo más te dirán que, - “Es eso de poder votar al que te dé la gana”- Y el interferido te mirara ufano y orgullos de saberse conocedor de  la lección aprendida.

                                                                                           

                      La intención del Poder burgués es crear zombis productores y consumidores                       

                    .           Y no le hurgues demasiado en su conocimiento sobre el tema político porque te dirá que él es- “apolítico” ,que no entiende de esa “ mierda”y  que solo se fija en los candidatos honrados, -en “ la persona” - curioso estereotipo creado por la “inocente” mano mediática … y bla bla bla. Es el guion habitual del catecismo  que han aprendido tragando y engullendo a dos carrillos   TV, prensa, radio, cine, publicidad etc. etc. Y así se entiende que  al primer “salva patrias” que aparezca en la TV hablando bonito y cariñoso al pueblo y agresivo y demoledor hacia la casta de cavernarios  chupópteros y corruptos, pues les caiga muy bien y se enamoren de él. Vamos que le abren el corazón y le dan toda su confianza, porque....!! Que es la vida sino una fotonovela televisada ¡¡.

                 Son los inconvenientes de  ser “ignorante en política”, y esto no es un calificativo peyorativo es una definición  de aquel que se jacta personalmente de ser “apolítico” por eso de que los políticos son todos unos sinvergüenzas y oportunistas y por eso deducen (tras un exhaustivo análisis, es de suponer) que también la política es despreciable. Y no pierden un minuto en pensar en sus  interioridades, es lo que dicen en la tele...etc. Y que nadie me interprete mal mis deducciones  si afirmo que el desconocimiento de las claves de la política tiene sus consecuencias negativas para  todo  quehacer  político, hasta el más sencillo de ellos, que  es el  simple hecho de votar y darle legitimidad y poder a un determinado personaje. Aquí el votante, la suma de votantes, que le da mayoría, es enormemente  responsable, caso que haya  votado a un chorizo compulsivo, por su propia ignorancia sobre la persona o partido a quien vota. Es como las leyes  que no eximem de su  responsabilidad  y  cumplimiento el mero hecho de desconocerla.

  De igual forma que el desconocimiento de las claves de la construcción de casas tendría sus consecuencias negativas  si un  presunto albañil  ignorante de esas técnicas, se le ocurriese  construir una casa, es obvio que  sería responsable  de la integridad física de los que la habiten. Y estas casas  que aquí decimos y que parece una perogrullada, cuando se trata de la cosa política, de las "ideologías patrias"  y concretamente,  en esta “España de rancio abolengo imperial” los esquemas de la racionalidad y de la  lógica cuando se trata  de temas de estado , politica y religión, van  por caminos aparte. Es decir que entramos en el mundo de las ideas, y estas, en las sociedades controladas por la burguesía, las ideas están bajo el control riguroso de su  Poder de Estado, es decir  están sujetas a  su ideología dominante. Y en el Estado español ya no digamos, pues ya bien de origen con el defecto de la herencia  franquista

     Y la base de esta ideología dominante es precisamente el “apoliticismo”,  aunque suene a contrasentido pues  se trata  de fomentar el rechazo y el desconocimiento de las claves y los padrones que articulan la política como algo nefasto al que hay que  repudiar. Al Sistema capitalista burgués no le es difícil esto pues controla a través de un Estado, que está a su servicio, todos los resortes de la comunicación la  educación y la legislación  que le permite modelar y condicionar la  educación y formación política, en este caso "anti política", de la gran masa de la población directa e indirectamente desde su más tierna edad. Pero es una educación con truco diríamos ,pues  forman y adoctrinan al ciudadano en los valores ideológicos y políticos  del Sistema burgués capitalista que ya están establecidos  haciéndolos pasar no como valores políticos propios de su Sistema  ,sino como como valores absolutos “naturales” y consustanciales a un  ser humano atemporal y apolítico y  no como  una ideología contrastada a otras sino como  una necesaria educación cívica y humana  para encarar la vida en sociedad.

                Una doctrina basada en aceptar el status político-social  imperante que marca los valores  en forma de fetiches  y  tabús  de obligado cumplimiento para la población, y así se aceptan como “naturales y apolíticos” la NO división de la sociedad en clases, la SI hegemonía de la clase burguesa sobre la clase trabajadora, las leyes que reafirman esta  dominación,  los atropellos a los derechos humanos vestidos de justicia, la  Constitución escrita por la burguesía y ademas  neo franquista, el papel moralista e hipocresía de la  religión, etc.etc. etc. Quiere esto decir que toda la sociedad es adoctrinada  de origen y por defecto con la educación  ideológica que carga todos los retrógrados valores políticos  de la derecha pura y dura, es decir  su propia ideología dominante,  la ideologia que la burguesía suele expandir  como la niebla en todo su territorio dominado por ella.

            Por eso suena a ridículo  cuando alguien se autodefine como “apolítico” y  orgulloso de no dejarse “engañar” por ninguna ideología. Sin darse cuenta de que el mismo es el prototipo del ciudadano  idiota al que  le han adoctrinado sin haberse enterado, de que ha sido víctima de un vulgar “tocomocho político” pues sin percibirlo está asumiendo la doctrina que el Sistema le está injertando en su cerebro desde su tierna edad  día y noche para que junto a la gran masa adocenada “apolíticamente” baile a la música que el régimen toca., que no es otra que  la  aceptación como “natural y apolítico “el status político imperante . (Este puto Régimen) y le haga participe del como otros muchos millones  de ciudadanos sin enterarse

               Porque su “apoliticismo” les hace desconocer las claves de la política, del significado del concepto, de que es y no es política, hasta el extremo de estar politizado hasta los calcetines y no enterarse. A eso también le llaman alienación, y esta no solo ocurre entre la población sin recursos a una educación superior , también  ocurre en muchísimos universitarios porque esta alienación es el arma secreta del Sistema que abarca todo el espectro social  y emplea todos sus  recursos  para expandirlo pues  es lo que le mantiene en el Poder. Una masa  aturdida e ignorante de la realidad que le rodea siempre es sinónimo de marionetas controladas  por el poder.

                Es primordial en esta guerra conocer al enemigo real y a sus armas y recursos  con los que nos agrede, directa o sibilinamente. Y en este terreno de la guerra psicológica donde nuestro enemigo es tan hábil y eficiente el enfrentamiento toma forma de “Batalla de Ideas” sin fusiles ni bajas mortales , solo bajas mentales, tan demoledora o quizás más desde el punto de vista estratégico. Si su munición es psicológica, ideológica o anti ideológica, también nuestras armas y municiones deben ser ideológicas, para enfrentarnos en ese campo batalla de ideas.  En ese campo de batalla la munición que la izquierda esta obligada a  utilizar le es objetivamente  favorable  porque está basada en argumentos objetivos y convincentes, la verdad, la justicia, la dignidad, la unidad, la mayoría social etc. son argumentos  objetivo y consistentes no virtuales como los que usa el enemigo basados en marrullerías y engaños elaborados por a una minoría de oportunistas  adoradores del lucro y la  ambición sin límite  que se apoyan en la mentira y en la manipulación como argumento.

           Por supuesto que no es un enemigo fácil, es muy poderoso  pero hay que ser conscientes de que son sus armas psicologías y el campo de batalla de las ideas  donde emplea el peso de su estrategia de dominación y donde reside su fuerza. Es ahí donde debemos incidir en adiestrar a nuestros combatientes en la Batalla de Ideas. Batalla que va consistir en que las mentes adocenadas se encuentren a sí mismas  y  se muevan por criterios propios rompiendo los hilos de marioneta que los manipulan. Sobre todo  es la clase trabajadora el sector mayoritario de la sociedad, el más afectado y el más determinante en la tarea de la transformación social, pues es quien debe  asumir la dirección de esa transformación y debe ser  el sujeto principal de esta concienciación ideológica.  Pues la clase trabajadora ya es portadora de un potencial  de energía transformadora adormecido (de ahí el interés del Sistema en esa tarea de que no despierte) que será activado  cuando se den una serie de circunstancias objetivas entre ellas la más importante será su toma de conciencia de clase tras descubrir  su naturaleza de clase dirigente y determinante  en el proceso transformador y revolucionario hacia la sociedad socialista
              Y esta conciencia de clase  será su arma más demoledora para cuando llegue el momento de la transformación social.