sábado, 2 de abril de 2016

Bélgica: atentados terroristas que nos deben enseñar




 Nota del editor de este Blog.
Beniezu
        Tenemos que preguntarnos ¿qué sentido tiene esos actos terroristas a todas luces desquiciados e inhumanos, a quien benefician, que finalidad tienen, quien está detrás etc.? Infelizmente el relato de los hechos que llega a los  espectadores pasivos occidentales, controlados y mediatizados por un impresionante  aparato mediático corporativo motivado por enormes intereses políticos y económicos hará que la finalidad original de estos medios, la de informar objetivamente ,   dejara de serlo para ponerse al servicio de sus propietarios y de sus intereses corporativos como una eficaz arma intosicadora para modelar las voluntades que sean propicias  a los intereses  del propio Sistema capitalista .Ejemplos los tenemos y muchos en los últimos tiempos. Las guerras de Kosovo, Libia  etc. y en la actualidad Siria y el fenómeno terrorista islamista en occidente muy ligado al conflicto en Siria. La versión oficial de occidente es tendenciosamente  modelada en pro los intereses  globales que el Imperialismo de la OTAN esta  desarrolla en la región y por ello los medios corporativos, mayoritarios desarrollan la versión oficial que se les marca.  Y así de esta forma se presentara el fenómeno terrorista islámico como un fenómeno descontrolado propio de fanáticos religiosos que desencantados y resentidos con occidente por sus políticas depredadoras coloniales se embarcan en una guerra de terror contra todo el mundo occidental, en una especia de cruzada medieval contra el "infiel “para hacerle el mayor mal posible  instaurar un califato de fanáticos religiosos. etc. etc. Ocultando  deliberadamente que detrás de todo este fanatismo existe todo un minucioso esquema orquestado entrenado y fundamentalmente financiado por manos y poderes afines a occidente y al sistema  capitalista, con el fin de crear condiciones de todo tipo favorable a los planes de  control y dominio estratégico regional en Oriente Medio. 
    En esta estrategia de guerra en Siria se están generando  efectos colaterales perfectamente planificados  para la creación de terroristas afincados en occidente, Alemania, Francia, Velgica.etc. Donde captan  futuros  mercenarios islámicos   para enviarlos a Siria donde se entrenan  en el arte de crear el caos y la destrucción, para ser enviados posteriormente a las principales ciudades  occidentales para sembrar el terror. Un terror para crear el miedo entre la población que no tardara en verse desprovista de libertades básicas, y presiones de todo tipo en pro de la seguridad ciudadana, nos dirán, Tactica esta que como sabemos fue inagurada por el inefable Buch y su Proyecto. “Guerra contra el terror” que ha supuesto una gran cobertura para las  políticas belicistas de los EU además de grandes recortes a las libertades políticas en aras a la “seguridad” ante  un presunto terrorismo.

    El autor de este articulo, Mikel Itulain , es un experto en estos temas de la manipulación informativa y en sus correspondientes  guerras  de falsa bandera cada vez más corrientes en el quehacer del brazo armado de occidente,  la OTA
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
 Por Mikel Itulain
Este martes 22 de marzo el terrorismo volvió a mostrar su crueldad, ocurrió ahora en Bruselas, en su aeropuerto de Zaventem y en la estación de Maelbeek, haciendo desaparecer hasta el momento la vida de 31 personas y dejando heridas en torno a 300. 1 El drama que esto origina no sé si lo pueden imaginar, ha quitado la vida y ha roto la de otras muchas más personas para siempre en un instante, en un solo momento. Aunque la preparación de tales sucesos y la ejecución de muchos otros similares, tanto en Europa como en Asia, Oriente Medio o África  tenga ya un largo recorrido. 2 Sin embargo, cuando ocurren los atentados en otros continentes no los vemos igual. Puede entenderse la distancia geográfica para entender la distancia emocional, pero lo que ya no es justificable es que cuando ocurren allí lo achaquemos a los enfrentamientos encarnizados entre facciones religiosas, por ejemplo suníes y chíies, que no hacen posible la convivencia pacífica. Y cuando ocurre aquí se deba a esa intolerancia hacia nuestras democracias y nuestros valores seculares, todo esto último muy discutible, lo de nuestra democracia y nuestros valores.



Atendamos, prestemos atención, junto al entendible dolor y temor, a la situación que tenemos en frente.
En primer lugar, los chicos que cometen este tipo de barbaridades en Europa suelen ser jóvenes europeos, por lo que su educación es como la de nosotros mismos. Además, no vienen de allí hacia aquí, más bien al contrario, van de aquí -Europa- hacia allí -Siria- a cometer atentados y todo tipo de crímenes. Allí aprenden a cometerlos.
Repitiéndose patrones con hermanos que son captados por redes de terrorismo bien protegidas, financiadas, armadas y entrenadas para crear terroristas, incluso terroristas suicidas. Aquí en Bruselas tenemos a los hermanos Ibrahim y Jalid El Bakraoui, en París, en los atentados   contra la plantilla de Charlie Hebdo, estaban los hermanos Kouachi.3 Además, se une el preocupante hecho de que buena parte de ellos habían estado como mercenarios en Siria. Preocupante porque a Siria fueron a cometer actos terroristas tanto o más despiadados que los cometidos después en occidente y no se hizo nada, no se les acusó ni se les detuvo e investigó. ¿Carta blanca para crímenes en otras partes? Esta actuación, tan inmoral, fue la que tuvieron los medios de comunicación, que incluso ponían justificaciones a los atentados terroristas en Siria y no los llamaban como tales, como terroristas. Imaginen que un medio de Siria o de Rusia dijese lo siguiente sobre los atentados de Bruselas:

También resultó herido, pero de carácter leve, el secretario general del partido socialdemócrata, que respalda al régimen belga, según fuentes de este movimiento.
El estallido del coche bomba produjo, además, grandes daños materiales y decenas de vehículos aparcados en las proximidades quedaron calcinados. La agencia oficial de noticias belga atribuyó la acción a grupos «terroristas», expresión con la que las autoridades belgas denominan a los rebeldes que combaten contra el régimen que preside Charles Michel.
Los atentados  terroristas reales de los que hablaba así el diario madrileño ABC, como también lo hacía de la misma forma El País, sucedieron en febrero de 2013 en Damasco, Siria, y en ellos fueron asesinadas muchas personas de forma indiscriminada, como ocurre aquí en Europa. La falta de humanidad y decencia de los medios corporativos es evidente, como lo es la de las organizaciones apodadas "humanitarias". Pero esta no debe ser la tónica de la gente común. No debemos permitir que transmitan su deshumanizado pensamiento de enfrentamiento y desigualdad, no debemos permitirlo.
El porqué y cómo gente joven con una cultura europea puede caer en esta deriva tan destructiva tiene varias explicaciones que en este artículo mostré: Terrorismo islamista. La discriminación, la falta de expectativas que esta origina, con el desempleo y la pobreza que engendra, crean un estado de desesperación que es el caldo de cultivo ideal donde quienes tienen la misión de fanatizar a la gente y utilizarla podrán sacar provecho. Y lo sacan, como siempre han hecho los dirigentes sin escrúpulos, contratando mediante intermediarios a sicarios con los que desarrollar sus ocultas e inconfesables operaciones. El que se destinen muchos recursos y dinero para contratar a gente como soldados de fortuna en organizaciones tan afamadas como terroristas, como son Al Qaeda o el autoploclamado Estado Islámico, que utilizan la falsa retórica de luchar contra un occidente que desprecia y explota a estas personas, puede hacer y hace que algunos opten por unirse a ellas, intentando salir del pozo oscuro y sin esperanza en el que están. Un ser humano desesperado saben que será capaz de hacer prácticamente cualquier cosa.
En segundo lugar, y continuando con lo que estoy hablando, he de recordar que tanto Al Qaeda como su derivado el Estado Islámico son en realidad organizaciones mercenarias creadas por el poder político y económico occidental con un doble fin: 
1- Servir de fuerza de choque, batallones de escuadrones de la muerte, contra países que no se someten a los dictados e intereses de las corporaciones estadounidenses o europeas. Similar a lo que se hizo en América Latina en países como El Salvador, Nicaragua o Guatemala. Su misión es destruir, destrozar, crear terror y, con las falsas historias que inventan los medios de comunicación aquí,  crear justificaciones de imaginarias represiones de manifestantes pacíficos para una intervención militar externa, como se hizo en Libia.
2- Servir como medio para aterrorizar y someter a la población local. Cosa que consiguen en los múltiples atentados terroristas perpetrados contra personas de occidente: Londres, Madrid, París, Nueva York, Bruselas... Aquí su trabajo es el que llevaban a cabo los ejércitos secretos de la OTAN, Gladio.
Ya ven que su función es servir, servir a los intereses corporativos, a los de los dirigentes de nuestra Europa occidental y de Norteamérica, no luchar por ninguna religión o independencia política. Mercenarios son y como tales se comportan.
Aquí les explico por qué y cómo se crearon estas superestructuras mercenarias y terroristas: 
En tercer y último lugar, no confudan a estas organizaciones a sueldo y sin escrúpulo alguno con la cultura musulmana, tan variada, tan tolerante y tan rica. Como no confundirían la cultura cristiana con organizaciones fanáticas y mercenarias como los utasha en Croacia, no lo hagan, con la misma sensatez y justicia, en el caso que aquí se trata. Pueden ver en el siguiente artículo por qué no se desarrolla el mundo musulmán como debiera. No es por culpa principalmente de su cultura, sino de la nuestra.

Para terminar y no hacerlo con un estado de desesperanza, porque no todo está ni debe estar perdido, debemos ser conscientes que las sociedades son como es su gente. Si los dirigentes son corruptos y bastante desalmados, como lo son ahora, no es muy aconsejable seguir sus consejos y creer lo que nos cuentan sus oradores bien pagados, losperiodistas, o caer en las trampas de organizaciones, las "humanitarias", que manipulan nuestros sentimientos y emociones con intereses políticos y económicos.
No se dejen llevar por la irracionalidad y el odio, utilicen su sano juicio, que ya les estará avisando de la incongruencia de apoyar actos y organizaciones terroristas en otros países, cuando  los mismos actos y organizaciones son en nuestra tierra condenados y condenadas. Si ustedes no apoyan la invasión, muerte y explotación de otras personas como usted en otros países y si aquí no se dejan engañar por su temor y no permiten que recorten sus libertades y derechos en nombre de una falsa y embustera seguridad; y si además condenan a los promotores de toda esta barbarie, que son los que rigen nuestra sociedad, las Corporaciones occidentales, entonces todo esto podrá tener fin, porque los atentados terroristas no lograrán el efecto buscado y deseado, el miedo, terror y anulación de las personas, sino que delatará y condenará a los verdaderos promotores e instigadores, a los verdaderos responsables. Ustedes, como yo, no deben llegar a la estación del metro o del tren, al aeropuerto, a la plaza pública... con la incertidumbre de si hoy le va a tocar a usted y a los que le rodean convertirse en un amasijo de carne destrozada y quemada. Está en sus manos que el mundo sea un lugar que debiera ser habitable, donde un mínimo de respeto haga de la existencia algo que merezca la pena, un mundo normal ante tanta anormalidad. No es tan difícil.

Referencias:
1. Las autoridades belgas rebajan a 31 muertos el balance de los atentados en Bruselas. RTVE.es. 23.3.2016.
2. Tony Cartalucci. US Savagery Visited upon Libya, Syria, Ukraine, Now Visits Bangkok. Land Destroyer. 17.8.2015.
3. La policía belga identifica a los tres suicidas de los atentados de Bruselas. 
RTVE.es. 23.3.2016.